lunes, 21 de agosto de 2017

TAL ERES. Continuo.

Eres el sol que mi pasión calienta,
también el norte donde siempre miro
y te contemplo, porque así me inspiro,
ya que de ti mi numen se alimenta.

Sabrás que a mi alma tu presencia alienta
y procuro tenerla siempre a tiro,
para sacar de ti como un vampiro
la esencia de la tuya, que me orienta.

Día tras día mi ilusión aumenta
tanto que por mi cuerpo la transpiro
y cuando veo que de mí se ausenta

vuelvo a pensar en ti y así la estiro
y de nuevo se acerca en un suspiro
con el placer que mi locura inventa.
 
Cristino Vidal.

AQUELLA NOCHE ME PUSISTE LOCO.

Aquella noche me volví tan loco
gracias a tus caricias y tus besos,
que mis sentidos se quedaron presos
en ti y al recordarlo me desboco.

Lleno de gran satisfacción evoco
esos  momentos y los tengo impresos
en el alma, pues fueron los excesos
tan grandes, que hasta el súmmum es bien poco.

Por cada poro te salía miel
y con inmenso ardor la recogía
paseando mi boca por tu piel,

que me supo mejor que la ambrosía
y así continuamos hasta el fin
de tan gustoso y mágico festín.
 
Cristino Vidal.

lunes, 7 de agosto de 2017

SEGOVIA ESTÁ TAMBIÉN EN NICARAGUA

Tomarse un desayuno de trabajo en la embajada de Nicaragua en Madrid, siendo un periodista segoviano… no es moco de pavo.
Y no lo es por dos motivos principales. Primero, porque el anfitrión era el propio embajador, don Carlos Midence, émulo de su compatriota Rubén Darío por su prosa ensayística y su poesía lírica. Segundo, porque una de las más nobles poblaciones del país hermano centroamericano, ahora departamento o provincia, se denomina Segovia, Nueva Segovia, de forma homónima a la patria chica en que nació en 1502 su fundador y primer gobernador don Rodrigo de Contreras, del que EL ADELANTADO DE SEGOVIA sabe hasta lo que no está escrito.
El desayuno resultó exquisito y auténticamente “continental” (no diré que pantagruélico) por la abundancia y diversidad de sus elementos nutricionales, mezclando huevos, carnes, arroces, lácteos, papas y frutas en suculentas formas de bollos, albondiguillas y frituras. Y café y zumo de naranja, por supuestísimo. Y todo ello -es natural- de marca nicaragüense.
La charla, o mejor, rueda de prensa, con proyección de documentales turísticos, culturales, sociales y económicos, se celebró con motivo de la Fiesta Nacional Sandinista y como consecuencia del desarrollo conseguido en estos últimos años de “revolución en paz del pueblo trabajador”. (Un dato: el paro se halla en cifras mínimas).
Allí estábamos los representantes de los medios de prensa, como EFE, ABC, El Español… y el que esto firma, con perdón.
Resumiendo: Superan la sesentena las empresas españolas establecidas allí, con seguridad política, jurídica y policial. El país “amigo y hermano”, benditamente hospitalario, goza de estructuras e infraestructuras completamente modernas y dispone de Internet en todos los parques públicos, después de recuperar y adecentar las “churecas” o basureros. Muchas de sus costumbres y folclore son herencia española. La economía crece y se fortalece en la exportación de maderas, cacao, café… (La revista Forbes la considera “una joya para la inversión por su estabilidad institucional”).Están en los primeros lugares del top ten mundial en defensa de la mujer. Cuentan con volcanes activos, lagunas de lava, cientos de isletas paradisíacas, playas y pescados del Caribe… ¿Hay quién dé más?
Así que, si queréis visitar Segovia, la Nueva Segovia, vista “con un rostro nuevo”, ya lo sabéis, paisanos: os está esperando… en Nicaragua. Claro que allí lo único que falta es el Acueducto. Pero ya lo tenemos aquí.

Apuleyo Soto.

EL VERDADERO AMOR.

El amor ha de ser correspondido
para que digno de tal nombre sea
y siempre que intervenga se le vea
igualmente por ambos asumido.

Al ser un sentimiento compartido,
los dos deben tener la misma idea
y no es otra que cada uno crea
que es lo más grande que en el mundo ha habido.

Así es cómo navega hacia buen puerto
y sin temer a una fatal deriva,
continúa su rumbo hacia adelante

por obra y gracia del feliz concierto
de los protagonistas, y así arriba
a un edén en placeres abundante.
 
Cristino Vidal.

jueves, 20 de julio de 2017

LA BOCA, EL SUMMUM DEL PLACER.

El summum del placer está en la boca
y no en otro lugar muy diferente,
como en el que asegura tanta gente
y que por cierto en eso se equivoca.

Ese lugar que tanto les provoca
y otros más de valor equivalente,
sumándolos,  serían, y es patente,
comparados con ella un abreboca.

Por ella el alma sale al exterior
y en sus labios se deja su dulzura
como también virtudes y embelesos

que invitan a gustar de ese sabor,
mucho más dulce que la miel más pura
que se encuentra presente entre los besos.
 
Cristino Vidal.

CINCO AVISPAS

Cinco avispas valerosas,
doradas y temerosas
le picaron al papá
cuando se fue más allá
de su césped y sus rosas.

Le acompañaban dos críos,
Héctor y Alba se llamaban,
que por el campo gozaban
a lo largo de dos ríos
que del peligro avisaban.

Pero fue como si nada
les pudiera suceder,
nada malo en la jornada
en que habrían de volver
con la cara repicada.

Era un verano creciente.
Volaban las mariposas
lentas en el medio ambiente
y pasaron estas cosas
que el que las cuenta no miente:

Que el papá se sublevó,
que los niños se rieron
y cuando el picor cesó
corrieron que te corrieron
hasta donde bien sé yo.

Adónde fueron no digo.
Es un secreto pactado
de amigo a amigo conmigo.
¡Qué bonito que es el prado
si no esconde un enemigo!

El enemigo no avisa
de su agresivo aguijón.
Hay que evadirse de prisa.
Si te quedas en camisa,
va y te rompe el corazón.

Moraleja de la vieja
a la que avispa o abeja
en otros tiempos picó
por meterse en su cueveja
y de ella hinchada salió:
Te servirán en bandeja
su veneno, jojojóoo.

Apuleyo Soto.

lunes, 3 de julio de 2017

LA IMPORTANCIA DE LOS MIMOS.

Necesito de mimos que me quiten
el tedio, la amargura y la tristeza
y saquen de raíz de mi cabeza
todos los males que entre sí compiten

por dañarme o al menos los limiten
en cuanto a intensidad y en la fijeza
que tienen, y devuelvan mi entereza
y mi aplomo y entrambos los eviten.

Estoy seguro que sería ungüento
que me llevase hasta la misma gloria
llenándome de paz y regocijo,

viviendo como príncipe de cuento
y disfrutando de tan dulce euforia
metida para siempre en mi entresijo.
 
Cristino Vidal.

PREMIOS ESCRIDUENDE 2017

Versos juguetones”, de Apuleyo Soto, ha sido distinguido con el Premio Escriduende 2017, otorgado por el Grupo editorial Sial Pigmalión “al mejor libro infantil” presentado en la 76 edición de la Feria del Libro de Madrid, que se clausura el domingo, 11 de junio, en el Paseo de Coches de El Retiro.
El galardón, un precioso cuadro diseñado por Luis Eduardo Aute, se atiene a la leyenda de la época de Felipe V que cuenta que un duende se dedicaba a cuidar el famoso Parque. La entrega ha tenido lugar en la biblioteca Eugenio Trías, antigua Casa de Fieras.
Versos juguetones” es un compendio de casi doscientos “poemas y teatrillos” que atrapan a niños, padres, abuelos y maestros por el humor del autor, la magia de las rimas y el encanto del ritmo en toda clase de estrofas clásicas y novedosas.
Apuleyo firma también sus fábulas y farsas poéticas como “El asno de oro” en homenaje a su tocayo romano que nos transmitió el mito de Eros y Psique, el Amor y el Alma.

PIENSO EN ESTE MUNDO.

Un mundo nuevo y singular haría
en el que todos fuésemos iguales
donde las cuentas fueran muy cabales
y así la corrupción se acabaría.

En el cual la justicia brillaría
por hecha con muy nobles ideales,
con los derechos justos y reales
y no de una falaz guardarropía.

En la política jamás habría
gente proclive a grandes capitales,
sino a los que trabajan cada día

incluso en condiciones infernales,
como sucede en éste todavía
y además en labores temporales.

Serían muy normales
cosas que hoy nos parecen de utopía,
pero bastantes por doquier habría.

Cristino Vidal.

CANTE JONDO EN EL PUERTO DE SANTAMARÍA

Puerto de Santamaría.
El Willo canta en la noche
hasta que amanece el día
mientras las estrellan montan
guardia sobre la Bahía.
&&&&&
El Willo del Puerto canta
y una amapola de sangre
le brota por la garganta
como un cuajarón de pena
que en el salón se agiganta.
&&&&&
Ojos, labios, gestos, boca…
Congregada en la penumbra
la audiencia se vuelve loca
y entre palmas y ayayays
la guitarra se disloca:
ríe y llora.
&&&&&
Noche junto al Guadalete.
Puerto de Santamaría.
De Willo en Willo arremete
con las estrellas por guía,
y el río en la mar se mete:
madre mía.
&&&&&

Apuleyo Soto.

miércoles, 21 de junio de 2017

EL CAMINO DE MIS BESOS.

Saliendo cada beso de mi boca
con rapidez emprende su camino,
porque de sobra sabe su destino
y gozoso en tus labios se coloca.

Desde el mismo momento se me aloca
el alma cuando piensa en el divino
néctar con miel que libará sin tino,
que hasta al sabor de la ambrosía apoca.

Lo repito mil veces cada día
superando cualquiera a la anterior
en pasión y en deseos de dulzura,

porque siento que tienes demasía
y quiero de la misma lo mejor,
y suficiente para darme hartura.

Vive en mí esta locura
que se va acompañando a cada beso
desde que de tu boca quedé preso.
 
Cristino Vidal.

LA FUENTE DE ROSALÍA

La fuente que mana y corre
con pena y con alegría
se está pareciendo a ti
que me escuchas embebida.

Ríe y llora, compañera,
que yo me estaré contigo
hasta el día que me muera.
&&&&
Tú manas vida y amor.
Tú vas corriendo en mis venas.
Tú eres la música en vilo
de la guitarra en las cuerdas.

Dime que sí, Rosalía,
y haremos entre los dos
una sola sinfonía.
&&&&

Apuleyo Soto.

ASÍ ERES TÚ, MUJER.

Sin duda eres un lujo de mujer,
delicioso bombón de caramelo,
comparable a los ángeles del cielo,
lo más perfecto que pudiese haber.

Dichoso el que te pueda poseer
cumpliendo así su más ardiente anhelo,
con la felicidad en paralelo
y juntos la pasión satisfacer.

Quisiera tu aquiescencia merecer
para acercarme a ese meloso velo
que tapa tu venero del placer

y hurgar con ansia en tan goloso anzuelo
después de su cortina descorrer,
hasta llegar a conseguir consuelo.
 
Cristino Vidal.

EL TIEMPO VUELA

¿Quién le dice al tiempo párate
con lo deprisa que corre?
Nadie. Nadie. Nadie. Nadie,
porque no nos ve ni oye.

Y nosotros ¿le escuchamos
el tictac de los relojes
con los que nos amonesta
años, meses, días, noches?

Pues tampoco, señoritos.
Desdeñamos sus reproches,
sus carcomas, sus llamadas
de atención y sus sermones.

Poderoso caballero,
el tiempo cabalga al trote
y no le detiene nada,
nada que al hombre le importe.

Apuleyo Soto.

domingo, 4 de junio de 2017

AMORES SINGULARES.

Hay amor sumamente placentero
que está entre la pasión y la amistad
y siendo casi igual al verdadero
en cuanto se refiere a cantidad.

No es fácil encontrarlo, eso está claro,
porque temple, y bastante, necesita
quien esté en tal lugar, pues sale caro
al que el deseo de la carne evita.

Mérito y mucho tal amor sin duda
ha de tener por circunstancias tales,
al hacer equilibrios sin la ayuda
de nadie en estos casos anormales.

Afortunado aquel que pueda amar
con un amor tan noble y singular.
 
Cristino Vidal.

POR LA BAHÍA DE CÁDIZ

Romance declamado en el Puerto de Santa María durante el VIII Encuentro Nacional de Maestros y Profesores de Universidad, celebrado del 29 al 31 de Mayo de 2017.

Por la Bahía de Cádiz,
la más gustosa de España,
la que se extiende a la vista
por marismas y cañadas,
la que en barcos enramados
lleva a la Virgen en andas,
la que se sale del mar
para incrustarse en la raya
ondulada de la tierra
permanentemente mansa
con un tesoro de peces,
de chipirones y gambas…,
la que al gabacho le dio
cañonazos a mansalva
por invadirle la alfombra
de los esteros sin mancha
y querer aprovecharse
de las hembras gaditanas…

Por la Bahía de Cádiz,
ancha, flamenca, dorada,
la que se postra en la base
de las columnas romanas,
la que fenicios y griegos
señorearon sin tasa,
esa en la que los Pinzones
emprendieron su gran marcha
con Colón en el timón
hacia las indias lejanas
en veleras, soñadoras,
débiles y ruines barcas… ,
la que hollaron los muslines
en nombre de Alá, dios Atlas,
cuando el pobre rey Rodrigo
se placía con la Caba
y ellos blandían alfanges
de sangrienta Guerra Santa…

Por la Bahía de Cádiz,
arco de luz plateada,
la que al imperio de Augusto
sus bailarinas llevara,
sus poetas, sus cantores,
sus aceites y naranjas;
la que por fandangos, coplas,
soleares, tientos, cañas,
cante jondo y alegrías,
bulerías y tonadas
con supremo sentimiento
hasta el alba canta y baila…

Por la Bahía de Cádiz,
la de hoy, de ayer, de mañana…
donde beben, comen, huelgan
las mesnadas lasalianas
discípulas de Don Carlos
el de la boina enrojada,
lanzando a coro canciones
retomadas de la infancia:
la salve marina , el ángelus,
el Ave María Santa,
los trenos de Jeremías,
la polifonía varia
de Tomás Luis de Vitoria …
o las notas gregorianas
mezcladas con habaneras
y guajiras y guajaras…

Ellos son –la voz en ristre
inundando la garganta-
Félix Muriel, Salvador,
Goyo Díez, Carlos Alda,
Gonzalito, Diego Coca,
Coca, el pincel de la tanda,
Ángel Hernández Expósito
con la máquina enfocada,
Fernando Ruiz Aragón
-todo entregado a la causa-
……………
……………
…………..
-------------
Auxencio y Antonia, juntos
en una única mirada,
Teódulo, Telesforo…
y este mismo que os declama
y suplica un sonoroso
aplauso de bienandanza
para poderse tomar
un descansillo con agua…

(Paro un rato)

Fue en Griñón, la Casa Madre
que tanto nos enseñara,
fue en Griñón donde aprendimos
mil virtudes invocadas:
disciplina, fortaleza,
prudencia, rigor, constancia,
sacrificio y humildad,
fe, caridad y esperanza…
Por eso estamos aquí
honrando a esa Madre Casa.

Estamos en la Bahía
de Cádiz y su comarca:
Rota, Sanlúcar, Chipiona,
Puerto Real y Chiclana,
Puerto de Santa María,
-puertos y puertas del alma-
con puentes más elevados
que el viejecito Carranza,
y al cabo de tantos años
seguimos como si nada
hubiera cambiado el rumbo
de la sagrada enseñanza.
Maestros, simples Maestros
del amor y la palabra.

Aquí estamos, Capitán,
aquí estamos como ramas
del dichoso árbol florido
de tus clases literarias
sobre Berceo, Juan Ruiz,
Teresa Ahumada de Ávila,
San Juan de la Cruz (su medio
fraile de la orden descalza),
Lope, Góngora, Quevedo,
el Marqués de Santillana,
y tantos y tantos númenes
que tallaron nuestra estampa
con la tuya, que de Roma,
ya con la Biblia impostada,
venías a magistrarnos
con la lumbre de los Papas
y la de los Santos Padres
de la Iglesia patriarca.

Y aquí en estos campos llanos
como si fueran las pampas,
todo Parque Nacional
de árboles, ríos y plantas…,
venga pescaíto frito,
venga sardina a la brasa,
venga marisco encapado
con huevas en las entrañas,
ostras, almejas, quisquillas,
cangrejos, pulpos, navajas…
esos frutos de la mar
maternal que no descansa.
Y venga a ver monumentos
de trazas barrocas plásticas,
los palacios dieciochescos,
la catedral gaditana,
la iglesia de San Felipe
cuna de la democracia,
y la escuela de la Viña
donde embarqué una mañana
de profesor a las Islas,
las Islas Afortunadas,
en un buque renqueante
de la Transmediterránea
que tardó tres días claros
y dos noches negras, largas…
en llegar a Santa Cruz,
mi segunda escuela: guancha,
con los versos de Pemán
y la música de Falla
tumbado en el camarote
y estando la mar callada.

¿Qué fue del Catamarán,
Auxencio? ¡Que no se vaya!
Que aún tengo que despachar,
cuando este Encuentro se acaba,
adónde vamos a ir
con la enseña lasaliana
y con don Carlos Urdiales
y con su Aurora rosada
en el próximo dieciocho
si alguien de hacerlo se encarga.
¿Será a Trujillo o Plasencia?
¿Será a otra ciudad no usada?
Gracias a Dios y a vosotros.
Gracias, gracias. Muchas gracias.

Apuleyo Soto.

martes, 23 de mayo de 2017

DUDAS EN EL SER HUMANO.

Hay muchas dudas en el ser humano
sobre el destino que le toque en suerte
al tener que enfrentarse con la muerte,
que nos ha de llegar, tarde o temprano.

Le sucede más bien cuando es anciano,
porque el resto del tiempo se divierte
y en tal modo de vida no lo advierte
aunque de ellas se encuentre muy cercano.

En los últimos años de la vida
es frecuente pensar de esa manera
por el cambio que ha habido en su persona

al sentir que se acerca la partida,
y al verse en la fatal lista de espera
ya el miedo al más allá no le abandona.

Es cuando reflexiona
sobre lo trascendente con hondura
y en paz consigo mismo y Dios procura.

Cristino Vidal.
 

lunes, 8 de mayo de 2017

DÍA DE LA MADRE, en España.

DÍA DE LA MADRE, en España.

Primer domingo en mayo y celebramos
por eso con respeto y alegría,
que no en vano a este mundo nos traía
el ser al que este día dedicamos.

Para siempre, los hijos recordamos
a la madre que fuera nuestra guía
para no tropezar en esta vía,
que es el mundo falaz en que habitamos.

No hay nada comparable a su ternura,
tampoco proceder más generoso
y menos imponente fortaleza,

como la de una madre. Sin fisura
amparará a su hijo sin reposo
y si fuera preciso, con fiereza.

Señora de una pieza,
merece los elogios encendidos
de todos los que somos bien nacidos.


A MI MADRE, EN EL DÍA DE LA MADRE

Quiero este día mis palabras darte
a cambio de las pocas que me diste
y así tuvo que ser, pues no pudiste,
al tenerte que ir a un mundo aparte,

en el cual desde entonces ya eres parte,
pues desde tu llegada te añadiste
a él y yo quedaba solo y triste
aquí, por no poder acompañarte.

Si vieras cómo y cuánto te he llamado
por la falta de amor, y lo notaba
en que nadie de niño me lo daba

y tuve que vivir siempre apartado,
huraño y esperando que algún día
contigo me llevaras, madre mía.

Me lleno de alegría
cuando pienso que vamos a estar juntos
hasta el resucitar de los difuntos.

A LA VIRGEN, EN EL DÍA DE LA MADRE (soneto inglés)

Para la Virgen dejo en este día
mis pobres versos con enorme celo
y ojalá que, al leerlos, de alegría
surquen sus risas el azul del cielo.

Es nuestra Madre y como tal nos quiere
y cuida toda llena de cariño,
pues cada uno de nosotros fuere
desde que nace, y antes, ya su niño.

Nos acompaña y guía por el mundo
aunque no la veamos, pero es cierto,
porque su amor es por demás profundo
y de ambas cosas puedo dar aserto.

También Madre de Dios, que hombre se hiciera
y a pesar de parirlo, virgen fuera.

A MAMÁ, EN EL DÍA DE LA MADRE (soneto inglés)

Es día de la madre y es por eso
que tus hijos, tus nietos y marido,
hemos venido para darte un beso
sincero y por demás agradecido,

por cuanto por nosotros te desvelas
que es tanto, demasiado se diría,
y aun a costa de todo cuanto anhelas,
por estar vigilante noche y día.

No tenemos manera de entregarte
el tiempo que nosotros te quitamos,
pero estamos dispuestos a mimarte
y acudir al menor de tus reclamos.

Sabemos que igualarte es imposible,
aunque haremos por ello lo indecible.

DÍA DE LA MADRE (a mi madre)

Quisiera que este día no acabase,
para así dedicarte en la mañana,
más la tarde de toda la semana
y así toda la vida continuase,

un homenaje y luego se juntase
con otro y otro más, pues tengo gana
de conseguir tenerte tan cercana,
que entrambos el amor se traspasase.

Vienen a mí recuerdos del pasado
que avivan los deseos de decirte,
que siempre te he querido, pero ahora

quisiera que estuvieras a mi lado
y ya para los restos compartirte
con la gloria de que eres acreedora.

EN LA PALABRA MADRE.

En la palabra MADRE está encerrado
todo el amor del mundo, y la dulzura
de lo que significa esa ternura
que a los hijos de siempre les ha dado.

Los tiene, aunque lejanos, a su lado
llegando hasta la misma sepultura,
por mor de esa tan fuerte soldadura
que significa haberlos alumbrado.

Son un pedazo de su propia vida,
siendo muy suyos, pero moran fuera,
lo cual no es óbice ni mucho menos

para olvidarlos, porque nadie olvida
aquello que en su entraña concibiera
con alma y corazón de ganas llenos.

HOMENAJE A LA MADRE SOLTERA

Un homenaje, y sin dudar, merece
la madre y mucho más siendo soltera,
porque se puso el mundo por montera
y siguió manteniéndose en sus trece

de alumbrar a ese niño que ahora mece
y al que ha dado la vida, aunque sufriera
acosos de esa gente que, agorera,
a veces da un consejo que estremece.

Nobleza, valentía y convicción
adornan a tal madre, porque lucha
contra la adversidad como leona,

pensando que le asiste la razón
y solamente a esa razón escucha,
para cumplir su rol como anfitriona.

Cuando el ser eclosiona,
feliz entre sus brazos lo acaricia
y siente que con él hizo justicia.

Cristino Vidal.

LA RUEDA DE LA VIDA

Amanece. La Aurora
muestra su rostro rosicler.
La Luna, despechada,
le esconde el necesaire.

A las claras del día
se expande encima el Sol
hasta que en el crepúsculo
se ruboriza de arrebol.

La Tierra campa, bulle,
el Mar lejano bala sin cesar;
se enternecen los ríos
al tropezarse con el Mar.

Flores de Primavera
estrenan veste de colores.
La vida pende en vilo
de la corola de las flores.

Vámonos, vámonos
con el poeta a por amor,
que nos está esperando
cantando el ruiseñor.

Aurora, Luna, Sol,
Tierra, Mar, Primavera… :
la rueda de la vida
rodando a su manera.

Apuleyo Soto.

TENGO CORAZÓN DE SOBRA.

Me sobra corazón para quererte,
pues sé que tengo mucho todavía
latiendo como siempre me latía,
como ya he comprobado sólo al verte.

Quisiera muy feliz poder hacerte
y ver que te rebosa la alegría,
porque siéndolo tú, yo lo sería,
corriendo así los dos la misma suerte.

En la retina de mis ojos llevo
completamente clara tu figura
y siento a mi ilusión crecer de nuevo

al pensar de tu boca la dulzura
y poco se me haría estar un evo
libándola sin pausa y sin mesura.

Cristino Vidal.