lunes, 21 de agosto de 2017

TAL ERES. Continuo.

Eres el sol que mi pasión calienta,
también el norte donde siempre miro
y te contemplo, porque así me inspiro,
ya que de ti mi numen se alimenta.

Sabrás que a mi alma tu presencia alienta
y procuro tenerla siempre a tiro,
para sacar de ti como un vampiro
la esencia de la tuya, que me orienta.

Día tras día mi ilusión aumenta
tanto que por mi cuerpo la transpiro
y cuando veo que de mí se ausenta

vuelvo a pensar en ti y así la estiro
y de nuevo se acerca en un suspiro
con el placer que mi locura inventa.
 
Cristino Vidal.

AQUELLA NOCHE ME PUSISTE LOCO.

Aquella noche me volví tan loco
gracias a tus caricias y tus besos,
que mis sentidos se quedaron presos
en ti y al recordarlo me desboco.

Lleno de gran satisfacción evoco
esos  momentos y los tengo impresos
en el alma, pues fueron los excesos
tan grandes, que hasta el súmmum es bien poco.

Por cada poro te salía miel
y con inmenso ardor la recogía
paseando mi boca por tu piel,

que me supo mejor que la ambrosía
y así continuamos hasta el fin
de tan gustoso y mágico festín.
 
Cristino Vidal.

lunes, 7 de agosto de 2017

SEGOVIA ESTÁ TAMBIÉN EN NICARAGUA

Tomarse un desayuno de trabajo en la embajada de Nicaragua en Madrid, siendo un periodista segoviano… no es moco de pavo.
Y no lo es por dos motivos principales. Primero, porque el anfitrión era el propio embajador, don Carlos Midence, émulo de su compatriota Rubén Darío por su prosa ensayística y su poesía lírica. Segundo, porque una de las más nobles poblaciones del país hermano centroamericano, ahora departamento o provincia, se denomina Segovia, Nueva Segovia, de forma homónima a la patria chica en que nació en 1502 su fundador y primer gobernador don Rodrigo de Contreras, del que EL ADELANTADO DE SEGOVIA sabe hasta lo que no está escrito.
El desayuno resultó exquisito y auténticamente “continental” (no diré que pantagruélico) por la abundancia y diversidad de sus elementos nutricionales, mezclando huevos, carnes, arroces, lácteos, papas y frutas en suculentas formas de bollos, albondiguillas y frituras. Y café y zumo de naranja, por supuestísimo. Y todo ello -es natural- de marca nicaragüense.
La charla, o mejor, rueda de prensa, con proyección de documentales turísticos, culturales, sociales y económicos, se celebró con motivo de la Fiesta Nacional Sandinista y como consecuencia del desarrollo conseguido en estos últimos años de “revolución en paz del pueblo trabajador”. (Un dato: el paro se halla en cifras mínimas).
Allí estábamos los representantes de los medios de prensa, como EFE, ABC, El Español… y el que esto firma, con perdón.
Resumiendo: Superan la sesentena las empresas españolas establecidas allí, con seguridad política, jurídica y policial. El país “amigo y hermano”, benditamente hospitalario, goza de estructuras e infraestructuras completamente modernas y dispone de Internet en todos los parques públicos, después de recuperar y adecentar las “churecas” o basureros. Muchas de sus costumbres y folclore son herencia española. La economía crece y se fortalece en la exportación de maderas, cacao, café… (La revista Forbes la considera “una joya para la inversión por su estabilidad institucional”).Están en los primeros lugares del top ten mundial en defensa de la mujer. Cuentan con volcanes activos, lagunas de lava, cientos de isletas paradisíacas, playas y pescados del Caribe… ¿Hay quién dé más?
Así que, si queréis visitar Segovia, la Nueva Segovia, vista “con un rostro nuevo”, ya lo sabéis, paisanos: os está esperando… en Nicaragua. Claro que allí lo único que falta es el Acueducto. Pero ya lo tenemos aquí.

Apuleyo Soto.

EL VERDADERO AMOR.

El amor ha de ser correspondido
para que digno de tal nombre sea
y siempre que intervenga se le vea
igualmente por ambos asumido.

Al ser un sentimiento compartido,
los dos deben tener la misma idea
y no es otra que cada uno crea
que es lo más grande que en el mundo ha habido.

Así es cómo navega hacia buen puerto
y sin temer a una fatal deriva,
continúa su rumbo hacia adelante

por obra y gracia del feliz concierto
de los protagonistas, y así arriba
a un edén en placeres abundante.
 
Cristino Vidal.

jueves, 20 de julio de 2017

LA BOCA, EL SUMMUM DEL PLACER.

El summum del placer está en la boca
y no en otro lugar muy diferente,
como en el que asegura tanta gente
y que por cierto en eso se equivoca.

Ese lugar que tanto les provoca
y otros más de valor equivalente,
sumándolos,  serían, y es patente,
comparados con ella un abreboca.

Por ella el alma sale al exterior
y en sus labios se deja su dulzura
como también virtudes y embelesos

que invitan a gustar de ese sabor,
mucho más dulce que la miel más pura
que se encuentra presente entre los besos.
 
Cristino Vidal.

CINCO AVISPAS

Cinco avispas valerosas,
doradas y temerosas
le picaron al papá
cuando se fue más allá
de su césped y sus rosas.

Le acompañaban dos críos,
Héctor y Alba se llamaban,
que por el campo gozaban
a lo largo de dos ríos
que del peligro avisaban.

Pero fue como si nada
les pudiera suceder,
nada malo en la jornada
en que habrían de volver
con la cara repicada.

Era un verano creciente.
Volaban las mariposas
lentas en el medio ambiente
y pasaron estas cosas
que el que las cuenta no miente:

Que el papá se sublevó,
que los niños se rieron
y cuando el picor cesó
corrieron que te corrieron
hasta donde bien sé yo.

Adónde fueron no digo.
Es un secreto pactado
de amigo a amigo conmigo.
¡Qué bonito que es el prado
si no esconde un enemigo!

El enemigo no avisa
de su agresivo aguijón.
Hay que evadirse de prisa.
Si te quedas en camisa,
va y te rompe el corazón.

Moraleja de la vieja
a la que avispa o abeja
en otros tiempos picó
por meterse en su cueveja
y de ella hinchada salió:
Te servirán en bandeja
su veneno, jojojóoo.

Apuleyo Soto.

lunes, 3 de julio de 2017

LA IMPORTANCIA DE LOS MIMOS.

Necesito de mimos que me quiten
el tedio, la amargura y la tristeza
y saquen de raíz de mi cabeza
todos los males que entre sí compiten

por dañarme o al menos los limiten
en cuanto a intensidad y en la fijeza
que tienen, y devuelvan mi entereza
y mi aplomo y entrambos los eviten.

Estoy seguro que sería ungüento
que me llevase hasta la misma gloria
llenándome de paz y regocijo,

viviendo como príncipe de cuento
y disfrutando de tan dulce euforia
metida para siempre en mi entresijo.
 
Cristino Vidal.