jueves, 12 de octubre de 2017

AFLICCIÓN DE LA PATRIA ESPAÑOLA

Oigo, Patria, tu aflicción
y escucho el triste concierto”
que forman con desacierto
Forcadell y Puigdemont
en la más alta traición
del catalán Parlamento
con la estelada en el viento.
Señor, que las fechorías
de estas hueras señorías
no se impongan ni un momento.

Su palabra es sonrojante,
su sonrisa, mentirosa;
su ademán, cual gaseosa,
y, frente al pueblo, humillante.
Veremos, Rajoy mediante,
que la sensatez domine,
el país no contamine
de incivil desobediencia…
y cumplan la penitencia
que Justicia dictamine.

Pujan por e 1-O,
referéndum ilegal,
y dicen que les da igual
que se vote el sí o el no
con boca de Pocoyo.
Tanta habilidad no debe
confundir a nadie el día
que la estulta progresía
a llenar las urnas lleve.

Ellos “no tinen raó,
ellos no tienen razón,
pues les dicta el corazón
lo que no razona, no.
¿Acaso la tengo yo
o vosotros, los que afuera
queréis que España siguiera
como hasta hoy, compañeros?
Digamos sí los primeros
porque España es la primera.

¡Oh Patria, la malhadada
por los corruptos y tunos,
por los indepe importunos,
por los hijos de la Diada
y los que no cuentan nada!
¿hasta cuándo habrás de ser
la madre del gran poder
que supone estar unidos?
Tennos por bien sometidos,
que te queremos querer.

Y la CUP y sus secuaces,
como ERC y el PDECAT…
que se mantengan en paz
por lo que por ellos haces
en estos días agraces
de inconsolable orfandad.
Sin Cataluña, tu faz
no reluce entera, España.
Tenla sujeta en tu entraña,
tennos en un solo haz.

Apuleyo Soto.

EN LA MISMA RAÍZ.

Tú me estás dando cuanto necesito
y yo te doy de aquello que careces
y que de sobra tanto te mereces,
por lo que sin cesar te lo transmito.

Con un inmenso amor lo deposito
en ti y al tiempo veo que floreces
y en éxtasis divino permaneces,
con un placer rayano en lo infinito.

Un amor semejante al que te doy
no lo has tenido nunca al parecer
y por eso te sientes tan feliz,

como también te digo que lo soy
yo, con esta manera de querer,
al ver que en ambos dos ha hecho raíz.

Cristino Vidal.

BARCELONA (ESPAÑA) “NO TINC POR”

Cuando escribes dolorido con la pluma ensangrentada,
cuando escribes desolado con asombro en la mirada,
cuando escribes conturbado con arrojo y sin temor,
algo tiembla por tu mente, fuertemente torturada
al dictamen de la prensa libre, fiel y no embridada
por la sombra y la desgracia itinerante del terror.

Barcelona ha sido pasto de las células durmientes
del impávido islamismo, nido o nudo de serpientes,
que ha sembrado por la Rambla las espinas del dolor.
Gime España, gime el mundo, gimen ciegos y creyentes
ante tantos cuerpos yertos, ante tantos inocentes
como yacen aterrados sin un libro ni una flor.

Párese esa furgoneta homicida y criminal.
Párense las escopetas, las pistolas y el puñal.
Párense los malhechores con su carga de rencor.
Ya está bien de ser barridos. Ya está bien de hacer el mal.
Ya está bien de complacencia con los hijos de Satán.
Muerte a la muerte, señores. Vida en paz, unión y amor.

Apuleyo Soto.

EL PASO POR LA VIDA. Continuo.

Con llanto, duda y miedo, esta criatura,
el hombre, en este mundo se presenta
y todo ello con el tiempo aumenta,
porque la vida es cada vez más dura.

Busca incesantemente la ventura
y al no encontrarla, pronto se la inventa
para gozar con ella y se da cuenta
más tarde que es de poca envergadura.

El pensar en la muerte le tortura
de tal modo que el pánico se asienta
en su interior, creciendo su amargura,

aunque lo disimula y aparenta
lo contrario, y rayando en la locura,
piensa que a un mundo superior se ausenta.

Cristino Vidal.

CRÓNICA JUGLARESCA DEL XLIII CONGRESO DE RAECO Y I HISPANO-MEXICANO CELEBRADO EN LEÓN DEL 6 AL 8 DE 0CTUBRE DE 2017.

Tres cuartos de siglo… Dios
me ha concedido hasta hoy
que escribo el Romance heroico
del Congreso de León.

Era una tarde amarilla
de membrillero esplendor
la que nos daba apertura
al encuentro cronicón
de más de cien asociados
en la RAECO. ¡Qué honor!

¡Oh León, León, León!
¡Oh León, Ciudad de Reyes,
que con Castilla se unió
para hacer más grande a España

Apuleyo Soto.

SACARÉ MIS VERSOS CADA DÍA.

Me queda mucha cuerda todavía
y como la ilusión no me ha faltado,
sigo escribiendo con total agrado
tal como he estado haciendo cada día.

De ninguna manera dejaría
de hacer lo que ya hiciera en el pasado,
donde un día tras otro he aireado
los versos de mi humilde poesía.

Versificar me gusta y emociona
y si encuentro una rima que me encanta,
la alegría me llena el alma entera

y una satisfacción me proporciona
tan grande, que no sé que hubiese tanta,
como que tan gratificante fuera.

Cristino Vidal.

sábado, 16 de septiembre de 2017

ENVIDIABLE SUERTE.

Dichoso quien se encuentre en su camino
alguien con quien pudiera congeniar
y juntos proseguir su caminar
hasta llegar a su común destino.

En esa circunstancia me imagino
y al hacerlo no paro de gozar,
pensando si llegase por azar
a mí, por obra y gracia de mi sino.

Tal es el ideal de todo aquel
que quiere disfrutar toda su vida
del máximo placer, de una existencia

de paz, amor y con sabor a miel
y que sea fielmente compartida
con total y absoluta complacencia.
 
Cristino Vidal.